8 dic. 2011

Era un chico tan celoso .

- ¿Cómo estás?
+ Pues ya lo ves, ahora todo el mundo sabe que soy un cateto.
- Un cateto no, eres un tonto. ¿Pero no te das cuenta de que ahora que lo saben te pueden ayudar? Y no solamente a que apruebes y no te metas en líos, sino por ti. ¿Sabes la cantidad de cosas que te estas perdiendo por no poder leer un libro? Un libro como este...  (La princesa prometida, William Goldman)
+ ¿Esto es para críos no?
- No. . .¿sabes de qué va? Pues va de una chica, y un chico, que están todo el rato peleandose pero que en el fondo están enamorados. Y que, como su historia es imposible, pues ella se compromete con un príncipe.
+ ¿Un poco cabrona ella no?
- No, porque ella no quiere al príncipe, solamente esta fingiendo delante de la gente, pero no hay ni un solo día en el que ella no piense en el chico al que quiere de verdad.
+ Ya. . .¿y él qué hace?
- Pues él, que es un poco imbécil, se muere de celos porque no sabe lo que ella siente en realidad.
+ ¿Y al final qué pasa?
- ¿Al final? Al final se... se besan.
  Bueno ¿lo vas a leer?
+ Yo es que no soy mucho de cuentos, que no me van... pero la verdad es que el final mola.
- Mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.