4 sept. 2015

No caminas sola y mientras yo esté jamás vas a caminar sola.

Sé que no son buenas épocas para ninguna de las dos y es por eso que estoy aquí para hacerte saber que no estás sola aunque así te sientas ... Todos pasamos por malas rachas pero créeme que de todo se sale porque nada es para siempre y menos el dolor, y así es aunque no nos guste oírlo, nada es para siempre y cuanto antes te hagas a la idea menos tiempo pasarás sufriendo.
Sé que perder a la persona que amas duele, pero hay veces que los caminos se separan aunque no lo elijamos la vida es así, solo queda secarse las lágrimas, levantar la cabeza y seguir por donde tenías pensado ir porque que una persona se vaya de tu vida no implica que tu vida acabe en ese momento...
Y sí, sé que es difícil seguir adelante después de tantas cosas que pasan pero vale la pena. Vale la pena avanzar cuando miras atrás y todo queda como un recuerdo y ya no le lloras a la almohada por aquella persona. Cuando escuchas tu canción favorita y te pones a bailarla. Vale la pena cuando ves a tus amigos y te das cuenta del tiempo que no invertiste en ellos para invertirlos en tu pareja y aun así ellos siempre estuvieron ahí y nada ha cambiado. Vale la pena cuando sales por la noche a mirar las estrellas y te pierdes en ellas tranquilamente y te hace pensar que todo el sufrimiento por conseguir ser feliz ha valido al sentir una inmensa paz dentro de ti y no un manojo de nervios, cuando todo queda como buenos recuerdos incluso aquellos que no gustaron. Pero lo importante es que aprendiste y te diste cuenta que puedes disfrutar de la vida pase lo que pase porque vida hay una y personas que entran en tu vida hay millones, tal vez no iguales pero las hay y sobre todo no te olvides que aún no es tiempo de pasarlo mal, no es tiempo de rendirse vale la pena luchar un poco más para ver con que te sorprenderá la vida mañana tal vez te guste más que lo que tuviste en el pasado. Confío en ti hermana y sé que puedes con todo peores cosas has superado esto para ti no es nada, y sé que con el tiempo vas a estar como tu eres, como yo te conocí.
Quiero ayudarte en todo lo que pueda porque aunque no tenga soluciones para todos tus problemas ni tenga respuesta para todas tus dudas o miedos, puedo escucharte y ayudarte a buscar soluciones junto a ti. No puedo evitar que tropieces pero puedo tenderte mi mano para que cuando tropieces te ayude a levantarte y si no puedo levantarte pues me tumbo a tu lado y te espero a que puedas levantar para darte el impulso que necesites. No puedo evitar tus sufrimientos pero si puedo llorarlos contigo y ayudarte a repararlos. Pero lo que si puedo es estar contigo toda la vida para que no estés sola ningún momento y sepas que por lo menos conmigo puedes contar hasta el día que mi cuerpo deje de existir y aún así te escucharé desde donde esté si me necesitas.
¡Ánimo hermana! otra persona no sé pero tu si que puedes con esto y con todo.


Recuerda hermana que no caminas sola,
Te adoro.

23 may. 2015

No te me vayas...

Recuerdo millones de cosas que por suerte o por desgracia- aún no lo sé- ya no tengo y me paso las noches mirando a ese maldito reloj que siempre me promete que en cinco minutos vendrás pero es mirar por la ventana y saber que ya son las tantas de la madrugada, saber que no vendrás a cambiar este final, que tendré que cambiarlo solo yo pero no sé ni quiero saber hacerlo. Así que aquí me tienes, con este maldito frío sin que haya nadie que me haga entrar en calor, sin que nadie me susurre lo mucho que me quiere y no es que necesite a alguien, te necesito a ti. A ti y a tus pequeñas manías que en otra persona habría odiado pero incluso tu forma de gritarme cuando nos enfadábamos me hacía feliz. Porque si me gritabas era porque al menos estabas aquí. Y lo mejor de todo era que aún habiendo soltado que nos odiábamos por culpa de nuestro enfado, llegaba la noche y me demostrabas todo lo contrario, me demostrabas a besos lo mucho que me querías y en segundos yo ya sabes que me perdía. Y ahora sigo igual, me pierdo en la noche mirando el maldito reloj o lo que puedo ver por culpa de las lágrimas, lo miro deseando que pase el tiempo pero no pasa porque no tiene la pila puesta, te me estás yendo pero es que una parte de mi se niega a dejarte y, por eso no dejo que el tiempo pase creyendo que a la mínima sonará el timbre porque serás tú que has vuelto pero ni pasa el tiempo, ni pasas tú... 

25 abr. 2015

Te quiero para toda la vida

Hoy va por ti y quería agradecerte las miles de palabras que me has dicho para hacer que me sienta mejor, las veces que te has quedado para secarme las lágrimas y las veces que has hecho que sonría con cualquier tontería. Siento que de las pocas cosas que valen en mi día a día es cuando hablo contigo o te tengo conmigo, con tan solo una nota de voz, una foto, una palabra, un abrazo, una mirada sabes como hacerme sonreír. 
Nunca se me han dado bien las palabras pero no sabes lo mucho que llegaría a dar por tenerte día tras día en toda mi vida, por poder abrazarte cada mañana y poder arroparte cada noche, lo que daría por poder estar a tu lado cada vez que no puedes más y lo que me gustaría poder partirle la cara a toda aquella gente que no se da cuenta lo mucho que vales. Y aunque no puedo hacer eso agradezco de corazón las veces que puedo abrazarte, esos días llenos de risas, esas tardes con nuestras gilipolleces, esas miradas tan sinceras, cada caricia llena de tanto amor, todo eso quiero agradecértelo porque no deja de ser nuestro. Quiero abrazarte como si se acabara el mundo y que nos importe una mierda si la gente nos mira de tanto abrazo o de tanto reírnos. Solo me sale disfrutar contigo y ser yo, poder decir lo que pienso y ser como soy yo, reír sin parar y sentirme feliz porque contigo siento que lo tengo todo y que no me falta absolutamente nada más. Son ya tres años y siete meses con todos sus días y todas sus horas y siento que son los mejores de mi vida porque te tengo en ella y quería agradecerte el aguantarme siempre y el reírte conmigo como lo hacemos, el hacerme feliz y agradecerte todas y cada una de las cosas que me has dado. Tengo una suerte tremenda de tenerte y estoy segura de que esto va para largo porque es algo que merece la pena. Esto es precioso y duro. Precioso porque nunca en la vida había tenido total confianza con alguien así de la misma forma que tengo contigo, el poder contar todo lo que me de la gana sin miedo a qué dirás, y sentirse bien con esa persona porque sabes que te entiende. Y duro por bueno ya se sabe qué... pero una relación así es de ese tipo de relaciones por la que vale la pena luchar y cuidarla día tras día y que aunque no hablemos cada día, siempre estás en mi, en cada pequeña cosa que hago. Y no me importa que la gente me diga que no durará porque yo sé que sí y aunque no lo hiciese sé que nunca en la vida olvidaría a esa persona tan increíble que tengo conmigo y aún menos todo lo bueno que me has hecho vivir. 
De momento lo único que me queda es cuidarte y mantenerte en mi vida porque si no lo hago, la que sale perdiendo al perderte soy yo y no quiero ser tan gilipollas. Nos pasamos media vida queriendo encontrar a alguien que nos entienda y una vez que la encuentras, no sé los demás, pero yo lo cuido, como si mi vida dependiera de ello. Y si alguna vez se va, que espero que no, solo quiero que sepa que nadie ocupará su lugar porque una vez un día alguien me dijo que tanto los amigos como la pareja son la familia que escogemos y yo hace mucho tiempo que escogí a la mía, te escogí a ti para estar en ella durante toda mi vida. Nada es fácil en esta vida pero teniéndote a ti en ella haces que sea menos dura, por todo lo que he dicho y todo lo que no he dicho y me falta por decir muchísimas gracias de corazón. Quiero que sepas que si hace falta por ti muevo la tierra de lado pero no te me vayas nunca.
Te quiero tanto Emoticono heart.

Para entenderme de lo que hablo tienes que conocerle.

Hay personas que llegan a tu vida después de muchas que ya estaban, cuando piensas que no cabe nadie más pero te viene esa persona especial y para esa persona siempre hay hueco, entre otras porque esa persona tiene su hueco guardadito y nadie lo puede ocupar. 
Y es de esa persona de quien quiero hablar, tengo tantas cosas que decir de él que no sé por donde empezar así que empezaré por el principio:
«Él es tan bonito tanto por fuera como por dentro, para entender todo lo quedigo hace falta conocerle pero bien y no con saber su nombre nada más pienses que le conoces o por haber hablado dos veces con él, con eso no puedes saber de lo que hablo.
Él es la única persona que sabe como y por donde llevarme, me cuida y me protege como nadie lo hace, a veces me recuerda tanto a mi abuelo cuando me cuidaba siendo tan pequeñita... pues él es tan igual en tantos casos, me daría miedo saber que sería de mí si algún día no te tengo en mi vida.
Muchas veces, o bueno muchísimas me dice cosas y aveces incluso se enfada conmigo y la verdad que no entiendo en el momento porqué es o que he podido hacer mal, pero a medida que va pasando el tiempo me doy cuenta que no se ponía así por gusto que todo tenía un motivo aunque en el momento no llegase a entenderlo.
Él ha llegado a mi vida para darme el cariño y todo lo que la gente que ya formaba parte de mi vida y muchas de ellas por muchos años no han sabido darme nunca. Era todo lo que quería, es todo lo que quiero y todo lo que querré siempre. No me gusta planear el futuro porque después siempre me sale todo mal cuando planeo, pero contigo tengo tantas ideas y tantas cosas que hacer que quiero que pase el tiempo cuando estoy contigo muy muy despacito para poder disfrutar de todo sin que se me escape ningún detalle. Y a veces me pregunto como algo tan poquita cosa por fuera puede ser tan tan enormemente grande por dentro, pero he llegado a la conclusión de que son misterios de la vida que no se van a poder resolver. Por ti sería capaz de cualquier cosa. Te amo muchísimo amor Emoticono heart »

21 feb. 2015

Un adiós que no te quiero decir

Te pido que te quedes pero sobre todo que seas feliz si encuentras a alguien a quién querer. Sé que te dije adiós pero sé de sobra que ese ni de coña era mi adiós definitivo porque cada vez que te escribo es como volver a ti, como volver a saludarte y volver a quedarme un rato contigo. Y sé sin duda alguna que nunca en la vida podré decirte adiós del todo, sé que si alguien me habla de ti aun sin ser tú del quien hablan, me acordaré de ti, sé que habrá miles de cosas en este mundo que me recordarán que te conocí, que me enamoré como una estúpida, que te quise como nunca más voy a querer a nadie, que me quedé con las ganas de poder abrazarte y besarte, que me quedé con las ganas de saber lo que era tener a mi persona favorita entre mis brazos pero sobre todo nunca voy a saber lo que significa poder escuchar un te quiero tan sincero como el tuyo a apenas dos milímetros de mis labios, me quedé con las ganas de despedirme con un beso y tal vez con un 'hasta pronto', no me gusta decir adiós porque decirlo implica tener que olvidar y aún habiéndotelo dicho mil veces ni siquiera ha habido una de ellas en la que intento ni siquiera un poco olvidarte. No sé por donde se empieza a hacerlo pero sí sé como acaba, acaba siguiendo mi vida sin ti y aún no me siento preparada para ello. Siento que una parte de mi aún se empeña en esperarte porque cree que a la mínima me vas a echar tanto de menos que vas a volver a buscarme como otras veces hiciste. Miro a mi alrededor y no has vuelto, no escucho tu voz ni tampoco tu risa en ninguna parte y si la oigo es solo mi imaginación que sigue haciendo eco de tu risa desde la última vez que la oí y, joder, te juro que es la sonrisa más bonita que he escuchado en mi vida. Y cuando no la oigo siento que me hundo, que no paro de ir hacia bajo cuando me gustaría estar arriba, no paro de hundirme y seguir hundiéndome porque no te encuentro en ninguna parte y sé que aunque fuera a buscarte te daría igual de quién soy y lo que un día te hice sentir. Eras de las pocas personas que siempre estaba ahí, que me hacían feliz y a las que le dí el poder de escucharme reír porque eras de las pocas personas que se quedaban a oírme llorar. Te quedabas para calmar mis miedos, para decirme cuatro tonterías que me hacían reír, me decías que me querías y se me iban todos los males, ¿acaso no recuerdas nada de eso? ¿no recuerdas las veces que estábamos en el teléfono y éramos felices? ¿no recuerdas aquella vez que te dije que te quería después de un largo suspiro y dijiste sin duda alguna que ese era el te quiero más sincero que habías recibido en toda tu puta vida? ¿no lo recuerdas? ¿no recuerdas el miedo que tenía yo de perderte y decías que no tenía ni cabeza ni pies tenerlo? Sé que te irás y llegará el día en el que te tengga que decir adiós, te diré adiós por decir algo porque sé que desde el primer día en que te pierda nunca en la vida podré deshacerme de ti ni de tu recuerdo. Sé que no habá ni un solo día en el que no piense lo mucho que llego y llegaré a necesitarte. Es que, no sé, sigo aquí hecha una mierda porque no sé porque nada puede ir bien, porque contigo nada funciona por mucho que quiera, porque nada se arregla y cada vez va peor... Siento que el tiempo pasa menos yo, que tú ya no pasas por mi vida como la hacías antes pero que si alguien me pregunta que coño es lo que me pasa, siempre pensaré que me pasas tú. Que no hago más que mirarte, llorarte, pensarte, amarte; hago todo el arte que te pueda pasar por la cabeza menos olvidarte, parece que cuando se trata de ti eso no me va, así que no te creas ninguno de mis adiós porque cuando se trata de ti nunca me voy.

23 ene. 2015

Hay días malos.

Hay días en los que desearías no haberte levantado, ¿para qué? ¿para la mierda que nos espera? No vale la pena. Muchas veces, no sé si vosotros lo hacéis, me encierro en mi habitación, me pongo música y escribo. Escribo porque necesito encontrar la manera de llorarle al mundo porque ya no me quedan ni lágrimas para hacerlo. Escribir es cómo un grito al mundo que nadie escucha pero que me permite dejar toda esa mierda atrás. Y hoy aquí me tenéis, escribiendo de nuevo y si os digo la verdad no sé ni por donde empezar ni siquiera sé qué decir, solo sé que hoy lo necesito. Hace ya rato que me he encerrado en la habitación, me he puesto música y con cada nota que suena por los auriculares siento cómo el brillo de mis ojos aumenta, solo sé que estoy intentando por todos los medios no dejar que caiga ni una puta lágrima pero joder, cada vez es más dificil. ¿No habéis notado muchas veces cuando ese día no es tu día? ¿Que hagas lo que hagas va a salirte mal? ¿que quieres llorar por todo? ¿que echas de menos? ¿que necesitas? ¿que...todo? ¿Has notado nunca cómo se te viene todo encima y no sabes ni cómo continuar? 

Sientes que hagas lo que hagas va a estar mal, que nunca recibirás ese 'estoy orgulloso de ti', que te criticarán allá donde vayas, sientes que lloras por todo, por echarle de menos, por ser tan tonta, porque parece que siempre metes la pata, que nadie te entiende, que necesitas un abrazo cuando eres tú la única que abraza a aquellos que están mal pero, joder, ¿y tú qué? ¿dónde coño quedas tú? ¿y yo? ¿donde queda esa gente que siempre está ahí para todos y que no hay nadie para ella? Esa gente como tú y como yo está ahora leyendo esto intentando no llorar, pidiendo a gritos que la abracen de verdad y parece que nadie se da cuenta de lo jodida que puedes llegar a estar. No digo que el mundo se acabe, no, pero hay veces en las que ya no tenemos fuerzas para sostener ese mundo. Que ya no nos queda nada, que explotamos, lloramos y seguimos llorando creyendo que eso mejorará las cosas pero mañana cuando te levantes toda esa mierda seguirá ahí. A veces necesitamos que estén ahí, nos abracen y se dejen de esas gilipolleces del 'todo irá bien' porque no se sabe, solo sabemos que 'irá' que eso ya es mucho. Y como parece que nadie se da cuenta de eso, aguantamos y aguantamos y el vaso ya está lleno de tanta mierda y aún así seguimos como si no nos doliesen las cosas, como si no nos importara nada y como si pudiésemos con todo y más. Viene alguien te pide que la escuches y se va sin ni siquiera preguntarte '¿qué tal?' Ya soportamos demasiadas mierdas para soportar la de los demás, ¿no creéis? Que parece que tenemos que oír llorar a todo el mundo y nadie está dispuesta a escucharnos llorar a nosotros y una se cansa de esa mierda. Puede que muchos de vosotros me entendáis, que os encontréis en estos instantes encerrados en vuestra habitación llorando porque algo va mal, quiero que sepáis algo; coged el toro por los cuernos y no dejéis que ni la vida ni el mundo pueda con vosotros, merecéis más que toda esa mierda. Mucho más. Y si hoy no podéis, mañana seguro que sí, tú y yo, podremos porque queremos seguir adelante, apesar de las dificultades, apesar de los problemas, vale la pena. Así que llora, ríe, grita, sueña...pero vive. No dejes que todo lo que tienes encima te impida ser y hacer lo que tu quieres y eres. Y desde aquí, perdida en mi habitación te envío un fuerte abrazo que la distancia me impide darte pero ojalá pudiese dártelo y con él llevarme todo lo que soportas porque no es lo que nos toca. Y estoy segura que algun día habrá en vuestras vidas alguien que se de cuenta de que ya no podéis más, alguien que venga y os abrace durante media hora si hace falta para reconstruir todo aquello que se ha roto en vosotros y ese día, ese día disfrutad de la felicidad que os llena el alma, esa que no se vive siempre y que hay que saber aprovecharla. No sé tú pero quiero que ésta sea la última vez que lloro, yo quiero ser feliz, ¿y tú? ¿Empezamos a serlo?

10 ene. 2015

¡ENERGÍA!

Hoy es un día bastante... ¿como decirlo? ah sí ¡UNA MIERDA DE DÍA! estoy muy cansada de todo ya, de dar todo por todo el mundo y que después no reciba nada, estoy cansada muy cansada. Pero bueno no vengo a eso, si no a poner una de las canciones que dan más fuerza en teoría. pero tal y como yo me siento ahora ni eso, la pongo ya más que nada porque me gusta el mensaje que transmite y necesito escribirla. 


«Normalmente no lo planeas simplemente pasa.  Tu mundo cambia y de repente sientes que has quemado otra etapa. Pierdes a alguien, porque se fue, porque te echó o porque lo echaste. Cuesta adaptarte, parte de ti quiere vivir como antes, no sabes cómo vas a hacer para seguir adelante. Nadie puede enseñarte a vivir los momentos frustrantes. A rato crees estar seguro de que vas a ahogarte. Se han llevado la orilla a otra parte, nadar no parece ni siquiera importante. Los consejos parecen vacíos e significantes. Tu mundo es tu tuyo, a ti no puede entenderte nadie. El dolor poco a poco se convierte en tristeza 

y es incluso peor que afecta el motor y no deja que arranques las ganas en tu cabeza. Dos opciones ahora se presentan: te dejas llevar o te frenas. Te puedes hundir en la pena o luchar contra ella. Acepta la ayuda de fuera, pero no olvides que tu problema, tú debes ser el que lo enfrenta, tú debes ser quien lo resuelva, 
hay una salida que espera por cada laberinto en el que te metas. Eres uno mientras la buscas, y pasas a ser otro cuando la encuentras. Nunca es la misma persona aquella que sale que aquella que entra. Cada experiencia te esculpe y esculpir es quitar lo que sobra la fuerza. No busques finales de cuentos, los cambios ocurren y no hay moralejas. Si hay una cosa que sea cierta es que ninguna amargura es eterna. 
De las cenizas del fuego que consumió a aquel el hombre que yo era resurjo con fuerza. No es una pose, no lo hago para que me crean, es una certeza. No existe ese golpe que pueda dejarme tirado en la arena. No hasta que me muera, ya no, no hasta que sepa que cumplí mis metas. Soy yo! Aquello que queda y no los recuerdos que la vida arranca y se lleva. Hoy sé que añoro montones de cosas y sé que nunca volveré a tenerlas. El mundo sigue girando. Y soy un golpe más sabio, un golpe más realista, un golpe más preparado. El miedo es de sensatos, pero rendirse ante él es de mediocres, Podré tener muchos fallos, pero no seré de los que se esconden. Vivir es la asignatura que estudias año tras año, y no hay vacaciones, solo lecciones mi hermano, y se aprende de los errores. Tampoco es que sea complicado, es cuestión de tiempo que te equivoques, pero si he aprendido algo es que depende de como lo enfoques. Confieso que he dudado, me hundí y desde ahí abajo daba la sensación de que, no valía la pena intentarlo, pero… 
VUELVO! Renovado como el ave que nace del fuego, lleno de proyectos, quiero intentarlo de nuevo. Hoy prometo poner todo mi esfuerzo en hacerlo siempre de acuerdo con lo que siento en cada momento. Contradictorio y complicado, así soy yo, con mis virtudes y pecados, pero yo. No hay una norma superior a la que dice que yo debo de mostrar valor y ánimo. Frente a los planes que no salen y la decepción, seré un ejemplo de completa determinación. Seré el corcho en la tormenta, aunque llueva, 
mi cabeza siempre atenta y siempre fuera. Nadie podrá ser capaz de hacer que no me crea que tengo fuerza para hacer y pasar lo que sea. Aquí despido a los demonios del tipo que era y… Me quito la mochila que tenía llena de piedras. Un nuevo yo despierta, un nuevo yo mejor de lo que era. He dejado que las cosas sucedieran pero vuelvo a ser yo el tipo que retoma el control de mis riendas. Un nuevo enfoque, una nueva era, nueva promesa de enfrentar lo que quiera que venga. Le digo adiós a la tristeza; gracias por la compañía pero debemos dejarlo princesa. Hoy se que la limitación estaba en mi cabeza, que la energía existía aunque no la viera… Tenía derecho a descansar en mi ratito de pena, pero ya pasó. Cuando se muda lo de afuera, esto es lo que queda: ENERGÍA!»

[El Chojín- El mundo sigue girando.]

Las cosas más bonitas de esta vida son las que se acaban.

Hoy escuché una canción más afondo de lo que suelo escuchar la música, una canción que te ayuda ha ponerte las pilas en los momentos que te ves más floja y me pareció tan bonita que quise dedicarle una entrada, y aquí está. 


«Aprendí que la vida son buenas, y malas rachas que conoces a mil personas pero una te marca, que mil aciertos se borran y un fallo deja mancha, que lo que mas daño te hace es lo que mas te engancha. Que el rencor y la envidia solo es un veneno que nunca estarás bien si te lo guardas todo a dentro, que hasta de lo malo puede sacarse algo bueno, que hay personas que se odian porque un día se quisieron. Que el mas listo se come al fuerte lo aprendí en la calle que o me lo hacia yo solito o no lo iba hacer nadie que si me pasa algo jodido sufro y me lo callo que basta que confíe en alguien para que me falle que intento perdonar, no sabes pero no me sale, que prometer no vale, que todavía duele que me sigo rayando cuando estoy solo, que engañarse no sirve de nada, nunca se olvida de todo. Aprendí a tirar pa' lante cuando las cosas se tuercen a no rendirme, ser consecuente, a chaparle la boca a todo el que no cree, y darle con un canto en los dientes a confiar en mi mismo y a quererme a que si algo no sale quizás sea por el destino a no dejar que nadie joda nunca con lo mio, a perder, pero no a darme por vencido, a que hasta el mas fuerte llora cuando esta jodido. El ya quería billetes y respeto siendo un niñato, vender para cumplir lo 18 y PUM pillarme un carro, robar para tener la ropa mas guapa en mi armario, pintar pa ver mi nombre en la pared de cada barrio con el tiempo aprendí que mi edad no se refleja en mis años, que estos ojos han visto demasiado.. demasiada rabia y odio acumulada, te dejan tocado, no he nacido fuerte me ha echo fuerte lo que me ha pasado .Nos hicieron fuerte circunstancias si he tenido problemas aprendes cuando palmas lo que apuestas, esposao en una patrulla y yo pensando en ella, PEQUEÑA, te juro que me alejo de esta mierda! Ocer, tu y yo aprendimos a robar para vender niña, to felices aunque les faltaban ''cheles'' inseparables haciendo el chito en la calle de ti aprendí que juntos no nos para nadie. Yo, mi hermano, tu me has enseñado a no pisar los frenos, que si parece una locura nosotros lo hacemos, recuerdos a tu y yo y el agua al cuello, diciendo de aquí no nos vamos, sino es con los bolsillos llenos . Rulando to rayaos por Torrete, relájate disimula y si te pillan corre conviene saber quien te quiere y quien te jode alguien que te acerque un clinex, que te acaricie cuando llores. Aprendí que no existe nadie capaz de rellenar este vacío, que lo siento todo mas bajo la lluvia, con el frío que mi corazón es mio, que los que callamos el dolor somos los únicos que lo vivimos. Arrasando con todo lo que se ponga en medio, cuando has vivido tanto se te olvida el miedo, eso del respeto se aprendió rápido en el barrio Ocer y Rade hermano, mis hermanitos puro nervio. Aprendimos que todo se va pero antes se te clava a valorar las cosas cuando ya no estaban nuestros familiares, el amor, las ganas, LAS COSAS MAS BONITAS DE ESTA VIDA SON LAS QUE SE ACABAN. 


Aprendimos que todo se va pero antes se te clava a valorar las cosas cuando ya no estaban nuestros familiares, el amor, las ganas, LAS COSAS MAS BONITAS DE ESTA VIDA SON LAS QUE SE ACABAN.»

[Ocer y Rade- Aprendí]

2 ene. 2015

Clavos en el bordillo.

Erase una vez una chica con mal carácter.
Su padre le dio un saco de clavos y le dijo que clavara uno en el bordillo de madera del jardín cada vez que perdiera la paciencia o se enfadara con alguien.
El primer día clavó 37 clavos.
Durante las semanas siguientes se concentró en controlarse y día a día disminuyó la cantidad de clavos nuevos en el bordillo de madera.
Había descubierto que era más fácil controlarse que clavar clavos.
Finalmente llegó un día en el que ya no clavaba ningún nuevo clavo.
Entonces fue a ver a su padre para explicárselo.
Su padre le dijo que era el momento de quitar un clavo por cada día que no perdiera la paciencia.
Los días pasaron y finalmente la chica le pudo decir a su padre que había quitado todos los clavos del bordillo de madera.
El padre condujo a su hija hasta el bordillo de madera y le dijo:
« Hija mía, te has comportado muy bien, pero mira todos los agujeros que han quedado en el bordillo de madera » .
Ya nunca será como antes. Cuando discutes con alguien y le dices cualquier cosa ofensiva le dejas una herida como ésta.
Puedes clavar una navaja a un hombre y después retirarla, pero siempre quedará la herida.
No importan las veces que le pidas perdón, la herida permanecerá.
Una herida provocada con la palabra hace tanto daño como una herida física.
Los amigos son joyas raras de encontrar.
Están listos para escucharte cuando tienes necesidad, te sostienen y te abren su corazón. 
Intenta cuidarlos tanto como puedas todo el tiempo que sea posible, pues amigos de verdad uno de cada cien.