20 oct. 2014

Los celos metidos en mi historia.

Sé que a lo mejor no es el mejor tema de todos, puesto que solo pensarlo me hace daño, pero también me sirve de desahogo hablar de ellos, y con ellos me refiero a los celos. Esos que no sabes si clasificarlos en el lado negativo, o en el lado positivo en una pareja. Porque todo lo que pueden tener de buenos, seguramente lo multiplique lo malo.
Yo a día de hoy puedo describirme como una celópata (celosa compulsiva), y digo a día de hoy porque hace unos años no era tan celosa, estos celos me entraron solo con una persona y porque tenía mucho miedo de perderle... Yo tengo unos celos tal vez un poco enfermizos, pero mi caso es el siguiente:
Yo anteriormente tenía relaciones, pero supongo que al ser una niña jamás me enamoré de ninguno con los que estuve, hasta que llego él, una persona que es la que menos te esperas que te puedas enamorar, tal vez la única con la que no habías imaginado tu futuro con ella por los motivos que fuera pero jamás le veía como mi primer amor, y ni loca imaginar un futuro a su lado. Pues ocurrió que me enamoré, que sin comerlo ni beberlo me he enamoré de él, el que se suponía que jamás seríamos algo más que unos muy buenos amigos que se llamaban "hermanos", pues el mismo fue el que se ganó todo mi corazón, y bueno yo empecé con él, porque por suerte el sentía muchísimo por mí. Y los dos decidimos tener una relación, ver si teníamos un futuro más allá de dos mejores amigos, y dos falsos hermanos, pues bueno desde esto han pasado ya 3 años...
Y como decía que no me quiero ir por las ramas, yo al principio de estar juntos no era celosa, no tenía motivos ni siquiera para serlo, pero llegaron los tiempos malos... vi cosas que no debí ver, y a partir de ahí mis celos se encendieron y ahora por mucho que quiera apagarlos no puedo, parece una llama que en vez de echarle agua le echas gasolina para que prenda más. Y esto antes no me había pasado con nadie, por eso y muchas cosas más se que me he enamorado de él. Y es que en verdad nuestra historia fue rara o tal vez distinta a todas las demás desde el principio, pero todo se valora no de como empieza si no de como acaba. Porque nuestro principio fue tormentoso pero bonito, dos cosas que no mezclan mucho pero que es así en verdad. Y es que es nuestra historia y sólo por eso me encanta todo lo que tiene a pesar de tantas cosas que ha habido malas. 
Y sé que los celos son una mierda, al principio cuando no los tenía decía que eran muestra de desconfianza, pero ahora que los tengo sé que yo lo que siento es miedo a perderle, y mis celos no son porque no me fíe de él, de él claro que me fío, de quien no lo hago es de ninguna mujer, porque como yo soy una se lo malas que podemos llegar a ser para joder algo, o simplemente por conseguir algo que queremos en el momento. Es por eso que no me fío de ninguna, pero de él si porque hasta ahora me ha demostrado que solo me quiere a mí. Y que después de haberla cagado en su momento, está sabiendo perdonarme poquito a poco, nada bueno se hace rápido. 
Y yo quiero decir desde aquí que los celos son una mierda, que los olvidéis cuanto antes podáis mejor, porque solo os van ha hacer daño, y haceros pensar cosas que no son, porque con los celos desarrollas una imaginación que ni tu sabías que tenías, así que sacarlos cuanto antes de vosotros mismos. Que no os engañen con eso de que tener celos es bonito, que es todo mentira. Y sobre todo confiar en la persona que tenéis al lado, que si de verdad os quiere no os fallará jamás. Y si no os quiere os daréis cuenta que no merece perder el tiempo. Porque ser celosa no sirve de nada, no vas a solucionar nada, si los tienes no vas a poder actuar. Si tu pareja se quiere ir con otra persona, da igual que seas celosa o no, porque se va a ir igual, lo que tienes que hacer es menos celos y más dar cariño, para que jamás tenga tiempo de fijarse en otras. También he de decir que no es que seáis tontitos y dejéis que vuestra pareja se vaya a tontear con todas/os y tengáis que fiaros no, hacer también entender al resto que lo vuestro es vuestro y de nadie más, pero darle a tu pareja la suficiente libertad de hacer lo que quiera sin sentirse agobiado, ni presionado ni algo por el estilo. 

PD: Lo difícil que es aplicarse una misma los consejos que da.


Atte: Una celópata. 

17 oct. 2014

El resumen de mi asqueroso día.

Son las 5:15 ahora que he empezado a escribir esto, pero no se sabe cuando lo habré acabado. Sé que es tarde para escribir y demás, que a estas horas debería estar durmiendo y en el octavo sueño como poco. Pero no puedo dormir, si estoy aquí ahora escribiendo es porque necesitaba desahogarme, porque hay algo que no me deja dormir, que cada vez que cierro los ojos se me aparece y me hace llorar y por más que haga otras cosas no dejo de pensarlo, no sé con claridad que es lo que se me aparece pero sé que me levanto llorando o que ni puedo dormirme...
Ayer, bueno el jueves, estuve en el médico porque si fuera poco ya no tengo ni salud... lo estoy perdiendo todo. Y todo lo que recibí fueron malas noticias, que si mi dosis de medicación tenía que subir, que si uno de los medicamentos me podía producir cáncer de lengua y/o garganta, claro yo obviamente prefiero tener un asma crónico a tener un cáncer. Pues si no me lo tomo puedo quedarme ingresada en el hospital hasta no se sabe cuando, y claro tampoco quiero una hospitalización, y menos con todo lo que está pasando ahora en hospitales, que yo soy muy miedosa y ya aunque no tenga nada, voy a sentir que tengo de todo. 
A lo que iba, hoy me he sentido muy muy mal, o hablando vulgarmente, me he sentido como el culo, sé que estos términos a lo mejor no debería usarlos cuando escribo porque el texto pierde toda la formalidad que tal vez podía haber adquirido. Pero me da igual. 
He tenido un muy mal día, y empezaré por el principio:
En la noche al dormir sentía que me asfixiaba, no podía respirar y me puse muy nerviosa, pero ahora ya no sé si es un ataque de ansiedad o un ataque de asma... el caso que algo me dio mientras dormía, después de haber acostado muy cansada por estar estudiando griego. Al levantarme pues he sentido esa pequeña sensación que me da en la tripa cuando algo malo va a pasar, hoy curiosamente me ha pasado dos veces ... y el caso es que he ido al instituto pues eso como todos los días, a excepción de que hoy iba con él...
Y nada ha sido llegar al instituto y el examen lo tenía a primera hora, pero la profe como es toda un amor pues lo ha cambiado a tercera, en verdad ha sido porque la gente de mi clase tarda mucho en llegar, sobre todo una "hueleculos" que me cae muy mal. Y bueno no lo hemos echo, han pasado dos clases y por fin el examen, yo iba preparada pero no sé que me ha pasado, que se me ha ido todo de la mente he echo lo que he podido y lo que me ha salido, a pesar de poderlo haber aprobado porque me estaban ofreciendo unas chuletas, pero no yo no podía hacerlo y menos a esa profesora que es tan buena... y ya he salido al recreo yo sin nada de ganas porque después de que un examen te salga mal no tienes muchas ganas de muchas cosas, pues le he visto y he ido a hablar con él, pensaba que su forma de reaccionar sería distinta pero no, ha sido algo que no me esperaba, cuando estas mal en teoría necesitas pues no sé algo de apoyo, un abrazo, no sé joder algo que te anime, no una bronca que ha sido lo que he recibido ... y después de que me regañase y haberle oído le pido un abrazo y ni siquiera me lo quiere dar, pues estaba tan incómoda que he optado por irme con mis amigas y dejarle ahí con las suyas...
El día ha pasado, el resto de las clases igual de mal porque cuando no tienes ganas de nada, todo te parece una mierda. Y ya a la salida buscándole por todos lados no le veo, bueno pues he mirado el Whatsapp para ver si es que se encontraba mal y a optado por irse a casa, pues no le veo 'en línea' (no sé como dos palabras pueden hacer tanto daño, e intriga...) y me he preguntado ¿que hace en línea ahora? ¿me estará buscando y no me ve como me ha pasado a mí? Bueno pues no, el se había ido ya, sin ni siquiera esperarme, que no es un compromiso pero que no se si lo lleva haciendo unos días no sabía porque hoy no. Y le hablo para ver donde esta cuando veo que retrocede de alante hacia atrás (ya van 3 cosas) seguimos el camino, hasta mi portal y el sin decir ni mú, alguien que no habla en todo el camino no puede decir que no le pasa nada... Pues bueno a pesar de que yo le he dicho que estaba raro el negándome que le pasara algo ... Y ahí no queda la cosa, llegamos a mi portal y al despedirme de él le doy un beso en la mejilla y me voy porque claro no quería seguir ahí porque no le notaba cómodo conmigo o no sé con qué y no iba a retenerle como otras veces he echo para que se quedara conmigo un rato más, y se da la vuelta enfadado y se va...
Subo a mi casa ni comer ni nada, no quería nada, a la cama a dormir para olvidarme de todo por un tiempo. Un tiempo de 3 horas y media que ha sido mi siesta, y hablando con mis amigas haber si iban a salir pues a pesar de que no tenía ganas así me despejaba un rato una de ellas me dice que si, pero al rato que no porque ha discutido y prefiere ir a arreglarlo, pues vale lo entiendo no insisto y ya está; todo esto ya le había llamado a él, pero como me había dicho que iba a ayudar a sus padres pues no he dicho nada. Me he quedado toda la maldita tarde en casa haciendo un trabajo y haciendo deberes y aun asi aun no lo he terminado ... Llaman a casa, son malas noticias... Mi madre, mi padre y mi hermana llegan en distintos momentos y los tres enfadados ... yo ya decido desconectar y hacer lo de siempre sentarme en la cama mirando la calle buscando haber si hay algún sentido positivo de la vida y si hay algo por lo que merece la pena vivirla. Ya pasada la tarde y después de haber sufrido un nuevo episodio no sé si de asma o ansiedad pero el caso que sola me he puesto más nerviosa aún, me entra por Whatsapp para decirme que se va con su amigo por ahí, cosa que veo genial no tengo pegas, hasta que llega el momento que me dice que se va de fiesta, yo mi primera reacción ha sido: "pues muy bien que lo disfrute pero no entiendo porque después se queja cuando salgo yo." se lo digo y con recochineo me suelta la frase de "un día es un día, Carpe Diem." que curiosamente yo se lo había dicho ya, pero como se toma a mal todo lo que le digo pues lo usa siempre para cosas negativas. Mi reacción ha sido de que se tire a todas las que se encuentre y ya está, Whatsapp desactivado y móvil apagado, porque sí, porque dice un dicho que "muerto el perro se acabó la rabia". Al rato entra mi madre para decirme que mire el Whatsapp que alguien me ha puesto algo, y cuando lo leo, era el dicíendome que era una broma, tal y como llevaba yo el día esas bromas no quería ni oírlas, porque ha sido un día de mierda, porque cada vez le veo menos sentido a todo y es triste que una "niña" con diecisiete años no tenga mas ganas de vivir la vida que sus padres la dieron, es triste pero es así... el caso que me he intentado ir a dormir después del día tan malo que he tenido pero no lo consigo ... Haré el segundo intento haber que tal me sale, porque no puedo más del sueño que tengo y tampoco puedo respirar y me da algo de miedo ... pero aun así son ya las 6 de la mañana y mi padre se va a levantar para trabajar no quiero que me vea en este estado y con el ordenador a estas horas ... así que aunque no me pueda despedir de otra forma "Buenas" noches para quien quiera que las tenga.

Somos dos tontos que lo único que hacen es perderse.

Siento que sólo somos dos tontos que no saben qué hacer con sus vidas y lo único que hacen es perder a lo más bonito que nunca han tenido, porque sí, porque parece que dejarnos ir es más fácil que esperarnos pero, joder, hace tiempo que las agujas de mi reloj no corren sin ti..parece que te fuiste hace tan solo cinco minutos, duele como si solo hubiese pasado ese corto tiempo y, sé que seguirá doliendo incluso más. Miro a mi alrededor y creo que nunca me he sentido tan sola y perdida como ahora, ni siquiera las otras veces que creía estar enamorada. Ni siquiera por esas personas que me han dado tantas cosas malas. Parece que desde que no estás todo se hace más difícil..a veces, me siento en mi habitación y pueden pasar horas que sigo ahí, en la misma posición que cuando me senté y, parece que mire uno por uno los coches que pasan pero lo único que hago es mirar hacia un punto fijo intentando no llorar y pensando en todo lo bueno que pensaba tener y que nunca tendré. Pensando en que quizás sea una pesadilla que se ha alargado en el tiempo y de la que al final despertaré pero sé que no porque el día desaparece y vuelve la noche, y ahí sigo, sentada. Y parece que el tiempo no pasa y solo deseo que vengas tú a despertarme de toda esta mierda pero no se puede porque ya estoy despierta. Miro a mi alrededor y parece que la vida sigue, que mi hermana sigue buscándome para discutir conmigo por algo que le he jodido, que mi padre sigue llamándome para que vaya a cenar e incluso que mis amigas quieren salir por ahí a celebrar algo que ni me apetece. Al mundo no le importa si acaban de joderte la vida poco a poco. Y sales ahí fuera, quizás con tu mejor modelito, te pintas los labios y al acabar sonríes pero te fijas en el espejo y notas que esa sonrisa no llega ni de lejos a tus ojos, que éstos están más oscuros de lo normal, vacíos y sin ganas de nada pero parece que nadie se da cuenta. Ensanchas un poco la sonrisa intentando creértela y parece que al final funciona. Después de tantas veces al final siempre ''funciona''. 
Sales, bebes, te ríes, bromeas, bailas; y en ese corto tiempo parece que tu vida no está llena de problemas. Sales de casa y pareces otra persona muy distinta, te haces fría y no demuestras lo que sientes ni tampoco que estás pasando por uno de los momentos más jodidos de todos pero al llegar a casa, miras tu móvil deseando tener un mensaje suyo pero solo es otra noche más en la que notas como nunca su ausencia pero disimulas para que la gente no note lo rota que estás. Y, a veces, te paras a pensar y desearías que al menos él te hubiese dicho que no te quiere para así poder dejarle con más facilidad, para así odiarle y alejarte de él sin que doliese tanto como ahora mismo te duele. Y joder si duele, llevo rato sentada en la cama, como cada día, mirando a un punto fijo para no llorar pero ¿sabes qué? nunca lo consigo. Y no sé si llegará el día en que pueda dejar de hacerlo.

14 oct. 2014

No quiero que sea la historia de amor más bonita que se quedó a nada de serlo todo.

Me he fallado, he vuelto a escribirte como me prometí que no haría pero no solo eso, también he vuelto a llorarte. Es todo tan jodido, llevo noches soñandote deseando tenerte cada mañana al despertar pero abro los ojos y no hay nada. Solo se escucha el tic tac del reloj de la habitación de al lado, escucho mi respiración entrecortada y mis intentos de llorar en silencio pero después del primer sollozo no lo consigo. Se escucha la los coches de los madrugadores que van a trabajar, un pájaro que acaba de posarse en la baranda de mi balcón y entre todo eso no oigo el latir de mi corazón. Lleva días callado, sé que que sólo se pone en marcha en mis sueños cuando parece que te tengo. Me paso todos los días deseando que caiga la noche para así encontrar la forma de tenerte unos segundos más conmigo antes de despertar. En los sueños te pido que me beses una vez más porque sé que en unos segundos el tic tac del reloj me despertará, te pido a gritos que me abraces como si fuese a durar toda una vida. Y durante todas las noches, mientras te sueño, te pido en silencio que me mires y me recuerdes antes de llegar al olvido. 
Olvidarte..¿sabes que llevo días intentándolo? Parece que el mundo no quiere y yo tampoco. Y lo único que puedo hacer éstos días es tumbarme en mi cama, mirando el hueco vacío recordando tu ausencia y al darme cuenta de ello miro hacia al techo intentando que se me pase ese nudo en la garganta que tengo ahí desde hace un tiempecito pero, no lo consigo. Noto como se deslizan lentamente las lágrimas y noto como éstas se pierden en la inmensidad de la almohada. Ojalá pudiese perderme como lo hacen ellas con tanta facilidad. Y no sé, se me hace difícil seguir así, jodida y sabiendo que nos echamos de menos, sabiendo que nos lloramos como un par de gilipollas y viendo cómo no vamos a ninguna parte. Intentas seguir con tu vida y yo con la mía sin saber que cómo mejor lo haríamos sería juntos. A veces, en estos días de bajón pienso que vas a olvidarme en dos días, lo gracioso que suena y lo imposible que es, eh, al menos para mi. Otros días me pregunto si estabas tan mal teniéndome pero no sé ni para qué lo pienso si la culpa fue mía y, la falta que nos hacíamos y me haces no lo sabe nadie, solo tú y yo. Solo sé que ahora lo único que pasará es el tiempo, primero un día, después ocho, luego serán unas tres semanas que se acabarán convirtiendo en meses y sé que aún así, aquí, va a seguir estando esta pedazo de tonta -tonta por dejarte perder- queriéndote porque no ha encontrado a nadie más a la altura de ti. Solo espero que nunca sea demasiado tarde para nosotros, para lo nuestro..para la historia de amor más bonita que se quedó a nada de serlo todo.

Sigo echándote de menos y siento que esto es algo que voy a seguir haciendo durante el resto de mi vida

Estoy escuchando una de esas tantas canciones favoritas tuyas que también han acabado siendo las mías, dijiste que solo las escuchabas cuando todo iba mal, yo hago lo mismo y desde que te has ido no hay noche en que no las escuche porque siento que eso es lo único que me une a ti, que es lo único que me queda. Porque cuando lo escucho pienso que quizás, tú; estarás escuchando la misma canción y pensarás en mi tanto como yo en ti. Y mientras escucho esa melodía he vuelto a escribirte porque sigo echándote de menos y siento que esto es algo que voy a seguir haciendo durante el resto de mi vida, ¿no has oído nunca como hay gente que dice que hay cosas que son para toda la vida? Creo que ésta es una de ellas. Creo que siempre voy a echar demasiado de menos lo que tanto necesitaba, sé que tú me entiendes. Y, es irónico porque parece que han cambiado los papeles; yo antes era tu musa y tú eras mi mejor escritor pero ahora la única que te escribe soy yo. Te escribo deseando que vuelvas otra vez, como si no te hubieses ido, o mejor, como si no te hubiera dejado escapar ... como si no nos doliésemos como lo hacemos. Pero dueles, duele no tenerte y saber que me quieres, que te quiero, que nos necesitamos, que nos pensamos y que sólo somos un par de personas jodidas que se lloran porque el mundo les hizo encontrarse aún siendo tan diferentes, tú de una religión y yo de algo totalmente opuesto pero no llegamos a ser tan diferentes, ¿no crees?.
 No paramos de pensarnos y eso me acerca a ti. No hay día en que no te sueñe ni te espere, no hay día en el que no piense en lo mucho que te quiero o necesito, en lo mucho que me hace falta escuchar el sonido de tu risa para encontrar buenas razones para continuar, tuviste el poder de ser la persona más especial con la que me he cruzado desde hace mucho tiempo y ahora sólo..ya no estás. Creo que alguien tendría que inventar un manual de instrucciones que nos indique como seguir porque estoy más que perdida sin ti, necesito que alguien me explique cómo coño se continua sin tenerte ahí al despertar, necesito que alguien me diga que voy a salir de ésta porque no le veo solución, hay veces que ni pasando página se olvida porque hay libros enteros escritos por los recuerdos y aunque pases página, te vas a encontrar otra escrita de recuerdos que creíais que ibas a vivir y se han quedado en el intento. ¿Qué se supone que se hace con los sueños y con los planes? ¿con los te quieros que se dijeron? ¿con las llamadas al despertar para oír nuestras voces? ¿con las risas? ¿qué se hace? Que alguien me lo diga porque por mucho que coja eso y lo meta en una jodida caja, sé que alguien sin quererlo, el día que diga tu nombre en voz alta por muy escondida que esté esa caja, sé que voy a acordarme de ti y pensaré en lo mucho que sigo echándote de menos y te necesito. Y lo he hecho, intento dejar todo eso atrás pero aún me quedan los recuerdos de mi maldito corazón y parece que de ahí no quieren irse, se empeñan en tenerte presente cada hora, cada minuto, cada segundo de ésta amarga existencia sin ti y yo le dejo, le dejo a mi corazón que te recuerde porque recordarte es lo único que me queda de ti y necesito tenerte.

Y cada noche me prometo que ésa será la última vez que te pienso pero ya sabes como son las promesas, supongo que llegará el día en que la cumpla pero ésta noche no, déjame pensarte una vez más, hoy lo necesito.

¿Te recuerdas queriéndote?.

< 'nunca serás nada en la vida', 'no tienes a nadie', 'no vales una mierda', 'mírate, das asco', 'la gente como tu da vergüenza', 'me arrepiento de haberte conocido', '¿no te das cuenta de que nadie te quiere?' >

Y supongo que así empezó todo, aparece alguien diciéndote ese tipo de cosas que al final no sabes si creértelas o si tienen razón pero con el paso del tiempo parece que sí, que sí la tienen. Parece que hagas lo que hagas, si viene de ti, ya estará mal. Parece que nada se te da bien o todo lo que tú haces no importa. Intentas que eso no te afecte y aún así sigues intentando pensando que, a la larga, las cosas irán bien pero notas como eso no pasa, que sólo pasan los días y acabas creyéndote lo que nunca querías creer, que acabas convirtiéndote en la persona que no querías; esa persona frágil, sensible, la que se hunde por todo aunque finge no hacerlo, la que llora a escondidas y en silencio para que nadie conozca mi debilidad, mi peor enemigo, yo.

Y al final acabas mirándote en el espejo y después de haber conocido a tanta gente que te decía que no valías nada, al final te lo acabas creyendo...tu misma te miras en el espejo en silencio pero tu mente no calla. Ésta te repite una y otra vez lo poco que vales, que no eres nada y que vas a quedarte sola el resto de tu vida del asco que das, que nadie te quiere. Y suspiras, suspiras intentando dejar ir todo lo malo pero de nada sirve porque ahí estás, mirándote y pensando que la gente tiene razón, si ni tu misma te quieres, finges hacerlo pero cada vez se te da peor. Y lloras, al menos, ves como el reflejo del espejo llora y ésta vez no te secas las lágrimas porque piensas que al soltarlas dejarás ir todo lo malo pero parece que nunca se va, que mañana vas a volverte a mirar al espejo y sabes que vas a seguir odiándote como llevas tiempo haciéndolo y ya no sabes si es culpa de toda esa gente que lleva tiempo diciéndote toda esa mierda o si la culpa es tuya, por ser tan débil y creértelo. 

¿No recuerdas cuando tú antes te querías? Porque yo no lo recuerdo, no lo hago. 

La vida sigue pero yo no sigo con ella, solo la veo pasar.

Siento que nada de lo que he hecho a lo largo de mi vida, ha valido la pena. La vida pasa y sólo hace eso, pasar. Y yo mientras me siento en la cama cerca de la ventana observando cómo el mundo podría seguir perfectamente sin mi; que el Sol seguiría saliendo y la gente seguiría viviendo. Siempre que me siento aquí a observar la vida, lo hago con música y en momentos como ese es en los que me doy cuenta de lo sola que estoy y, por eso escribo, cómo si al mundo le importase mi vida, cómo si a esos desconocidos que tal vez me leen les importase de verdad el dolor que siento porque me acaban de romper el corazón; sólo un poco más de lo que ya estaba, un rasguño que ni con una dichosa tirita volvería a ser como antes. Y duele, claro que lo hace pero eso no le importa a nadie; a nadie le importa que no le encuentre sentido a la vida, ni que llores ni te sientas sola; ni siquiera a las personas que te han roto. Mírate, ellos te ven reír y solo se preguntan como coño lo haces para ser siempre tan feliz. Pero no lo eres; y lo sabes porque últimamente no dejas de escribir. Y lo que la gente no sabe es que siempre que escribes, lloras creyendo que luego te sentirás mejor pero eso nunca pasa. Lo único que haces es sentarte ahí arriba observando el anochecer mientras te preguntas dónde o cómo empezó todo aquello que tanto te ha hundido pero no lo recuerdas, parece que sólo recuerdas que ha acabado, que ya no está. Y miras hacia el horizonte sabiendo que no va a volver y te secas esa lágrima que sin querer o queriendo, se te ha escapado sabiendo que vas a echar en falta poder ver como su piel se iluminaba por culpa de los rayos de sol que entraban por la ventana y sabes que esa, sólo es una de las miles de cosas que vas a echar de menos; como verlo medio desnudo caminando por tu pasillo, acurrucarte en su pecho en el sofá o incluso el mensaje en el móvil con sus buenos días aún teniéndolo al lado. Sabes que todo eso ha acabado y sólo pasa otro día y sigues ahí, tirada, observando la Luna; aquella con la que tanto te comparaba y te decía entre susurros que no tenía nada que envidiarte, que no había piel más blanca y más bonita que la mía a la luz de la Luna y, ahora la observo y echo de menos que esté aquí mirándonos a ambas intentando descubrir cual de las dos era la más preciosa cuando al final de la noche siempre me escogía a mi y se venía conmigo. Y, ahora, sólo me queda ella, y en noches como ésta me da por pensar y siento que no somos tan distintas; ambas, ahí arriba, solas, frías y rotas entre una oscura noche ignorando a las estrellas por alguien como él que ya no está y quien sabe si volverá  y mientras la vida sigue y yo no sigo con ella; sólo la veo pasar.

Si algo vale la pena, es sonreír.

No sé si para vosotros este es un buen día, ni siquiera sé si os habéis levantado con el pie izquierdo ni tampoco a qué coño viene ese dicho pero hay días en los que no sabes porqué, te vienes abajo sin motivo aparente y a veces desearías que alguien te entendiera o que simplemente alguien se diese cuenta para así poder darte un abrazo de esos que, a veces, necesitas y no tienes. Cada uno tiene su vida, sí, pero no siempre cada persona es lo suficientemente fuerte para poder con ella.. la mayoría de las personas de nuestro alrededor ni se dan cuenta de lo hecho mierda que llegamos a estar a veces, se supone que para nuestra edad no existen los problemas y, el único problema es que no se detienen a conocernos, ni siquiera a preguntarte si estás bien o cómo te ha ido ese examen, ¿qué tal con las amigas? ¿y ese chico que te gusta qué? ¿y lo poco que a veces llegas a quererte? ¿si aún sigues llorando a esa persona que has perdido? Nunca se paran a preguntar si estamos teniendo un buen día hasta que no nos ven en nuestros límites y lloramos y, a veces, es bonito que alguien se de cuenta de que estás mal antes de llegar a esos extremos y por eso, hoy, aquí y ahora, quiero deciros que por muy grandes o pequeños que consideréis vuestros problemas; no hay nada que no se arregle con el tiempo. Y quiero que aunque miréis a vuestro alrededor y no veáis a nadie, siempre tendréis a alguien- yo, o cualquier otra persona- que quiera veros felices. Es duro, es duro seguir día tras día cuando te das cuenta de que hay la misma mierda de siempre en diferentes momentos y que parece que no se acaba pero oye, somos jóvenes y las malas rachas no pueden durar eternamente, siempre podemos intentar echarle huevos y acabar con ellas antes de que éstas acaben con nosotros. No he venido aquí a deciros que todo va ir a bien, ni que las cosas mejorarán porque eso no lo sé ni yo, sólo he venido a deciros que no estáis solos porque estoy segura que en cualquier parte del mundo tenéis a alguien que sería un poco más feliz si vosotros lo fueseis y por eso, muchas veces yo sonrío, por ellos. Porque me paro a pensar y me doy cuenta de que mi felicidad no solo es la mía sino también de aquellos que me importan y les importo. Y no sé si hoy para vosotros es un buen día pero, chicos, quizás mañana lo es y vosotros podríais hacer que lo fuese; siempre he dicho que todo se arregla menos la muerte y para eso; aún queda mucho. Y, escúchame.. sé que eres fuerte; sólo hay que verte después de haber soportado toda la mierda que has tenido que soportar, sigues aquí, mírate, yo estaría muy orgullosa de alguien como tú. Así que no des todo por perdido, ni te hundas porque no vale la pena y si de algo estoy segura de que vale la pena; ese algo eres tú. 

Así que, si en algún momento tienes ganas de llorar, hazlo. Nunca viene mal pero quiero que hagas una cosa; cuando acabes de llorar, vete al baño, sécate las lágrimas y lávate la cara y sonríe al espejo y, así, con esa sonrisa es como quiero verte. Y estoy segura que llegará el día en que sonrías frente al espejo y será de verdad porque serás feliz y yo, aquí perdida, estaré muy orgullosa y feliz de que lo seas porque después de toda esta mierda, te lo mereces más que nadie y eso quiero que lo sepas. 

11 oct. 2014

Tu verás lo que haces sabiendo que solo el uno puede hacer feliz al otro ...

Espero que estés bien, de verdad. Es lo único que me importa, siento cagarla cada dos por tres, siento ser tan sincera y decirte todo esto y pienso que a estas alturas mi sinceridad no es más que otro defecto que añadir a la lista porque no hago más que joderlo todo cuando sólo venías a intentar que esté bien. Simplemente no son unos buenos días, no sólo por ti, parece que todo son problemas; que salgo de uno y me meto en tres más y no sé cómo salir. Noto constantemente esas ganas de llorar que antes no sentía porque al menos estabas tú para que las cosas fuesen un poco mejor y, justo cuando intentas acercarte un poco más a mi, doy dos pasos atrás por miedo. Porque sé que ya está, que se ha acabado. Soy consciente de que esto es lo que quieres pero no sé qué hacer con esto que siento y con lo mucho que llego a quererte. Ojalá tuviese todo ese amor que tengo por ti, conmigo. Ojalá. Y ojalá todo volviese a ser como antes pero parece que la vida se basa en ojalás y que a los soñadores se les corta las alas y no pueden soñar en que algo como esto pueda salir bien. Y sí, soy una cabezona, una idiota, todo lo que pueda pasarte por la cabeza pero a veces siento que todo esto de dejarte sería mucho más fácil si no me quisieras como me quieres pero, no pasa nada, voy a intentarlo si crees que esto es lo correcto, lo mejor, si crees que eres consciente de que puedo ser feliz sin ti, adelante. Pero antes de pensar en si esto es lo correcto pregúntame si es lo correcto para mi porque cuando estábamos juntos o llámalo como quieras, eras el chico más feliz que había conocido e incluso tú te extrañabas de esa felicidad y, parece que quieres privarte de ella. No eres el único que lo pasa mal en esto, no eres el único que necesita tenerte cerca para saber que las cosas irán bien, no eres el único que piensa que en ocasiones como ésta solo necesitamos un par de besos pero no podemos y, lo sé, duele. Pero siempre he pensado que compensaba ese dolor si por otra parte nos pasábamos los días planeando cómo serían todos  nuestros encuentros, planeando cómo sería nuestra vida juntos; nuestras primeras veces en tantos sentidos. Serían nuestras y eso me valía la pena. Valía la pena quedarme hasta las tantas contigo sabiendo que esa sonrisa con la que me iba, iba  a ser la misma con la que iba a despertarme sabiendo que tú ibas a estar en mi día a día. Y ahora siento que nada tiene sentido y siento quererte tanto y tener que decírtelo. Lo siento, de verdad. Pero en parte es culpa tuya por ser lo que tanto necesitaba sin saber que lo necesitaba tanto. Y no quiero que estas palabras te duelan, no quiero causarte eso, sólo quiero que sepas que, aquí, en un pueblo perdido de Madrid hay una chica que te quiere y que va a seguir haciéndolo. Y que va a seguir esperando a que te des cuenta de que cómo mejor estamos es picándonos por nuestras gilipolleces, haciéndonos reír al otro lado del teléfono o cara a cara y llamándote tan solo para recordarte lo mucho que te quiero..¿es que no lo echas de menos? Si el orgullo no te lo permite admitirlo no te preocupes, no lo hagas pero sólo quiero que te des cuenta de lo que estás prefiriendo perder por el miedo, o por un par de besos y mucho más que ahora no tenemos pero que podríamos darnos quién sabe cuando. Yo hace mucho que dejé de tener miedo y esto también es culpa tuya porque sentía que valía la pena dejar mis inseguridades y miedos atrás para creer de verdad que esto nuestro valía la pena. Y estoy cansada de luchar porque una parte de mi siente que ésta es una batalla perdida pero es como cuando te pregunté si podía llamarte y me dijiste que no y, días después admitiste que te hubiese gustado que te llamase, pues esto es igual. Dices que es mejor así pero no te creo y ésta vez me doy cuenta de que no, que es mejor cuando nos llamamos, cuando nos hacemos reír, cuando admitimos que nos queremos sin pensar en lo que vendrá. Porque los ojalá sabía que tarde o temprano iban a dejar de serlo. Los ojalá te besara, ojalá te abrazara o te tuviese aquí en los días que estás perdido, sabía que a la larga llegarían, porque las ganas de lo nuestro pueden con cualquier cosa que nos separa y siempre había querido creer que nada ni nadie podía separarnos salvo nosotros mismos y es lo que estamos haciendo, cuando sabemos que sólo el uno puede hacer feliz al otro.

9 oct. 2014

Tarde o temprano, seguiremos siendo.

Como estuve "Off" un tiempo me dio tiempo a escribir las cosas en un folio, ya que aquí no podía por los motivos que no pude escribir. Quiero plasmar todos aquellos sentimientos que escribí en el folio, pasarlos aquí, donde no se borrarán, ni los perderé. 

"T
odo lo que hago, lo hago porque te quiero. Se que no estoy obligada, pero me gusta tratarte bien, acariciarte, date un abrazo enorme que dure horas o hacerte tantas cosquillas que no puedas parar de reírte.
No son las palabras, no son los gestos, son tu mirada y la mía cruzándose entre la gente. A pesar de todos los malos momentos, malos rollos, se que volveremos a abrazarnos.
dicen que es fácil enamorarse y difícil ser correspondido. Pero yo no necesito ser correspondida, solo necesito que me sigas haciendo sonreír.
Posiblemente no leas esto nunca, o sí, quién sabe. 
Yo solo se que pase lo que pase en nuestras respectivas vidas, seguiremos compartiendo momentos mágicos e inolvidables.
Muchas palabras que solemos decir no son las mejores en precisos momentos. Ya la he cagado unas cuantas veces y he aprendido a no precipitarme tanto. Puede que no todo siempre salga cómo tú quieres, pero tienes que aprender a esperar, pero ten en cuenta que si no llega con uno, llegará con otro.
¿Sabes ese momento en el que quieres darle un beso enorme a una persona y que no se pare nunca ese momento? Si, sabes de lo que hablo, y hablo de que me perdería en tus ojos durante horas, que iría hasta el fin del mundo para verte sonreír y saber que estás bien.
No soy la persona más adecuada para nadie, pero soñar es gratis, y me gusta hacerlo durante 5 minutos al día. Los pensamientos positivos, sacan más sonrisas. Puede que no sea yo, puede que no seas tu, o puede que seamos los dos. Pero te aseguro que un día de estos, te voy a dar ese beso, voy a dormir junto a ti para acariciarte y quedarme dormida en tu pecho, voy a tumbarme contigo a ver todas las películas del mundo hasta que se terminen… Quiero dormir abrazada a ti y sentirme segura y feliz. Que es lo que tú consigues estando conmigo.

Pd: te quiero."

Muy pocas expresiones, pero muchos sentimientos.

Tan pocas palabras, tantas emociones. Mi saliva quiere salir, escupir todas las palabras. Desatar mi corazón pero mi mente no me deja. Mi mente es fuerte. Pero creo que hasta ella esta en mi contra. Me lastima, no me deja dormir, me da esa sensación de remordimiento. De coraje. Una nueva frase es la que ahora me persigue; no mucho la frase; mas bien, de su autor. Con tanto sentimiento, con la honestidad del mundo, con su corazón dolido. Me miro a los ojos y me dijo “pero, si íbamos tan bien.” La he analizado 200 veces estos últimos 3 días. Palabra por palabra y siempre me paro en la palabra “íbamos” la repito. La repito. La repito. En todas me retumba la cabeza. Su análisis; su tiempo verbal para ser mas específicos. Cada vez que me detengo me pregunto diferentes cosas. Pero normalmente se repiten unas ¿íbamos tan bien? ¿Es la vez que peor la he cagado? ¿Íbamos y no vamos en futuro? De todas me se la respuesta excepto de la ultima. Me tienes atrapada en el laberinto de tu cerebro. No encuentro las dimensiones; se lo básico y empiezo a saber mas de el. Pero se me dificulta; es muy difícil ver tus sentimientos. Hace muy poco me tome la decencia de preguntarle a un verdadero amigo, el único de hecho, mi corazón ¿vale la pena luchar por ello? Su respuesta fue fría pero sincera. Un NO. Muy contundente. No lo entendí; el me decía que estaba enamorada, que le encantaba, que no podía sacarle de su mente; estaba describiendo mis sentimientos y su respuesta fue un “NO” no lo juzgo; pero mis pensamientos son diferentes. Aunque todo esté en contra aunque su familia no me quiera para él, y a la mía le de miedo que pueda convertirme, no voy a parar hasta poder tenerle conmigo. Porque si de verdad quieren mi felicidad sabrán que yo no me voy a conformar con el primero que se me cruce en el camino. Que yo le quiero a él y no a otro, y que mi felicidad está ahí donde él esté. Que él es perfecto. Es todo lo que quiero, es o será mío, y no lo digo exacto porque aún no se que somos... No espero nada mas. No quiero nada mas. Se que mis expectativas son altas, pero lucho siempre por conseguirlas. Voy por ti, no por un capricho, si no porque estoy ¡enamorada! aunque eso ya debes de saberlo.