14 oct. 2014

Sigo echándote de menos y siento que esto es algo que voy a seguir haciendo durante el resto de mi vida

Estoy escuchando una de esas tantas canciones favoritas tuyas que también han acabado siendo las mías, dijiste que solo las escuchabas cuando todo iba mal, yo hago lo mismo y desde que te has ido no hay noche en que no las escuche porque siento que eso es lo único que me une a ti, que es lo único que me queda. Porque cuando lo escucho pienso que quizás, tú; estarás escuchando la misma canción y pensarás en mi tanto como yo en ti. Y mientras escucho esa melodía he vuelto a escribirte porque sigo echándote de menos y siento que esto es algo que voy a seguir haciendo durante el resto de mi vida, ¿no has oído nunca como hay gente que dice que hay cosas que son para toda la vida? Creo que ésta es una de ellas. Creo que siempre voy a echar demasiado de menos lo que tanto necesitaba, sé que tú me entiendes. Y, es irónico porque parece que han cambiado los papeles; yo antes era tu musa y tú eras mi mejor escritor pero ahora la única que te escribe soy yo. Te escribo deseando que vuelvas otra vez, como si no te hubieses ido, o mejor, como si no te hubiera dejado escapar ... como si no nos doliésemos como lo hacemos. Pero dueles, duele no tenerte y saber que me quieres, que te quiero, que nos necesitamos, que nos pensamos y que sólo somos un par de personas jodidas que se lloran porque el mundo les hizo encontrarse aún siendo tan diferentes, tú de una religión y yo de algo totalmente opuesto pero no llegamos a ser tan diferentes, ¿no crees?.
 No paramos de pensarnos y eso me acerca a ti. No hay día en que no te sueñe ni te espere, no hay día en el que no piense en lo mucho que te quiero o necesito, en lo mucho que me hace falta escuchar el sonido de tu risa para encontrar buenas razones para continuar, tuviste el poder de ser la persona más especial con la que me he cruzado desde hace mucho tiempo y ahora sólo..ya no estás. Creo que alguien tendría que inventar un manual de instrucciones que nos indique como seguir porque estoy más que perdida sin ti, necesito que alguien me explique cómo coño se continua sin tenerte ahí al despertar, necesito que alguien me diga que voy a salir de ésta porque no le veo solución, hay veces que ni pasando página se olvida porque hay libros enteros escritos por los recuerdos y aunque pases página, te vas a encontrar otra escrita de recuerdos que creíais que ibas a vivir y se han quedado en el intento. ¿Qué se supone que se hace con los sueños y con los planes? ¿con los te quieros que se dijeron? ¿con las llamadas al despertar para oír nuestras voces? ¿con las risas? ¿qué se hace? Que alguien me lo diga porque por mucho que coja eso y lo meta en una jodida caja, sé que alguien sin quererlo, el día que diga tu nombre en voz alta por muy escondida que esté esa caja, sé que voy a acordarme de ti y pensaré en lo mucho que sigo echándote de menos y te necesito. Y lo he hecho, intento dejar todo eso atrás pero aún me quedan los recuerdos de mi maldito corazón y parece que de ahí no quieren irse, se empeñan en tenerte presente cada hora, cada minuto, cada segundo de ésta amarga existencia sin ti y yo le dejo, le dejo a mi corazón que te recuerde porque recordarte es lo único que me queda de ti y necesito tenerte.

Y cada noche me prometo que ésa será la última vez que te pienso pero ya sabes como son las promesas, supongo que llegará el día en que la cumpla pero ésta noche no, déjame pensarte una vez más, hoy lo necesito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.