17 oct. 2014

Somos dos tontos que lo único que hacen es perderse.

Siento que sólo somos dos tontos que no saben qué hacer con sus vidas y lo único que hacen es perder a lo más bonito que nunca han tenido, porque sí, porque parece que dejarnos ir es más fácil que esperarnos pero, joder, hace tiempo que las agujas de mi reloj no corren sin ti..parece que te fuiste hace tan solo cinco minutos, duele como si solo hubiese pasado ese corto tiempo y, sé que seguirá doliendo incluso más. Miro a mi alrededor y creo que nunca me he sentido tan sola y perdida como ahora, ni siquiera las otras veces que creía estar enamorada. Ni siquiera por esas personas que me han dado tantas cosas malas. Parece que desde que no estás todo se hace más difícil..a veces, me siento en mi habitación y pueden pasar horas que sigo ahí, en la misma posición que cuando me senté y, parece que mire uno por uno los coches que pasan pero lo único que hago es mirar hacia un punto fijo intentando no llorar y pensando en todo lo bueno que pensaba tener y que nunca tendré. Pensando en que quizás sea una pesadilla que se ha alargado en el tiempo y de la que al final despertaré pero sé que no porque el día desaparece y vuelve la noche, y ahí sigo, sentada. Y parece que el tiempo no pasa y solo deseo que vengas tú a despertarme de toda esta mierda pero no se puede porque ya estoy despierta. Miro a mi alrededor y parece que la vida sigue, que mi hermana sigue buscándome para discutir conmigo por algo que le he jodido, que mi padre sigue llamándome para que vaya a cenar e incluso que mis amigas quieren salir por ahí a celebrar algo que ni me apetece. Al mundo no le importa si acaban de joderte la vida poco a poco. Y sales ahí fuera, quizás con tu mejor modelito, te pintas los labios y al acabar sonríes pero te fijas en el espejo y notas que esa sonrisa no llega ni de lejos a tus ojos, que éstos están más oscuros de lo normal, vacíos y sin ganas de nada pero parece que nadie se da cuenta. Ensanchas un poco la sonrisa intentando creértela y parece que al final funciona. Después de tantas veces al final siempre ''funciona''. 
Sales, bebes, te ríes, bromeas, bailas; y en ese corto tiempo parece que tu vida no está llena de problemas. Sales de casa y pareces otra persona muy distinta, te haces fría y no demuestras lo que sientes ni tampoco que estás pasando por uno de los momentos más jodidos de todos pero al llegar a casa, miras tu móvil deseando tener un mensaje suyo pero solo es otra noche más en la que notas como nunca su ausencia pero disimulas para que la gente no note lo rota que estás. Y, a veces, te paras a pensar y desearías que al menos él te hubiese dicho que no te quiere para así poder dejarle con más facilidad, para así odiarle y alejarte de él sin que doliese tanto como ahora mismo te duele. Y joder si duele, llevo rato sentada en la cama, como cada día, mirando a un punto fijo para no llorar pero ¿sabes qué? nunca lo consigo. Y no sé si llegará el día en que pueda dejar de hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.