28 dic. 2014

Los miedos solo debilitan nuestras esperanzas

Cualquier día puede ser el mejor o el peor día de tu vida… Cualquier día parece un buen día para salir al mundo, por lo que sé, también podría ser el peor día de tu vida, como la gente suele decir ¿Quién sabe? mañana podría atropellarte un camión, y sé que eso suena bastante catastrofista, hasta que conoces a alguien que nunca salía a la calle y cuando lo hizo le atropelló un camión… La cosa es: Nadie sabe qué tipo de día se aproxima, solo debemos arriesgarnos, salir a la calle a intentar tener el mejor día de nuestra vida, que los miedos solo debilitan nuestras esperanzas en que así sea…

5 dic. 2014

Créeme ¡TE QUIERO!

Basta cerrar los ojos para verte,
basta no tenerte una sola noche para escribirte como antes, como siempre.


La perfección está llena de errores, el amor está plagado de defectos y tú estás siempre precioso, joder. Te juro que tengo los ojos abiertos. Lo sé porque he visto tus ojeras, tus días en cualquier otro lugar, tu manía de hablar sin pronunciar palabra, y mirarme sobre todo cuando no te miro. Lo sé porque te he visto dudar de ti mismo y contradecirte al mismo tiempo, lo sé porque te he visto frente al espejo no gustarte y gustarte cuando les dejas a mis ojos ser tu espejo. He dejado de temblar sólo para que me creas, a pesar de estar muerta de miedo. Pero aquí no hay miedo, sólo estamos tú y yo. Me he enamorado de tus defectos, mi amor, creo que me gustan más que tú. Pero llega un punto que no puedo aguantar que todos sean en mi contra. Y sí, claro que tengo miedo de perderte, lo tenía antes de tenerte. Si cierras los ojos te llevo a donde quieras, pero preferiría que te quisieras quedar conmigo toda la vida. No te vayas, vente conmigo. Tengo tantas cosas que decirte que sólo me sale mirarte. He dejado de quererte para empezar a amarte. Pero te sigo queriendo.

           Antes he mentido,
           también sigo temblando,
           pero créeme, te quiero.

Dame la mano, que tengo una vida entera que enseñarte. Eres mi dialecto preferido desde que compartimos silencios. El amor empieza cuando bajas de la nube en la que todo lo ves perfecto, tenías razón, me gustas más cuando te picas y te miro y sonríes, pero no quiere decir que me guste picarte. Sé que eres el amor de mi vida porque he querido matarte y hemos acabado besándonos. Hoy he visto a un ciego maldecir su suerte al no poder mirarte. Yo ahora mismo estoy celosa, a veces pienso que ojalá no me hubiera enamorado nunca de ti, por todo lo que paso ya sea sin querer o apostaExplícate peor, no quiero terminar de entenderte nunca. No sé, quiéreme como yo te quiero toda la vida tampoco pido tanto ¿no?.

Sálvate tú a mí ya no me queda tiempo ni ganas.

Nunca he visto una herida sangrar sin que alguien antes haya intentado abrirla ni he visto nunca a nadie pedir auxilio cuando realmente quiere morir.
Tengo en el corazón una brecha preciosa que divide lo que soy en un caos entre lo que tengo y siempre quise, y lo que temo perder por tenerlo aquí.
Una mitad me repite que me coja, que me agarre fuerte. La otra, me explica el porqué;
No te sueltes –repite, la hostia va a ser fuerte.
Volver al precipicio desde donde una vez salté no fue buena idea, pero venció la curiosidad de verme ahí tirada y ver cómo te alejabas fue el empujón perfecto. El vértigo sólo se cura una vez llegas al suelo y créeme, hecho añicos, poco importan ya las alturas que no lleven tu nombre.
Yo también hubiese muerto por ti.
No creo en las terceras oportunidades así como no creo en la vida después de la muerte, una vez hecho el corte, es imposible disimular la cicatriz. Lo escribe alguien que lleva ocultando la suya demasiado tiempo.
Si me dejas sola en esto, ya habremos sido dos. Yo lo hice hace mucho tiempo y ahora me lo estás haciendo tú.
El monstruo que vive debajo de mi pecho me está consumiendo, a falta de galletas se está comiendo el corazón.
Sálvate tú, a mí ya no me queda tiempo y me faltan ganas.

Fue precioso morir 
                       por morir a tu lado.

3 dic. 2014

Necesito decirte que te quiero y que no sea a través de palabras

Podría empezar esta carta describiendo tu forma de dormir pero entonces,  me faltarían versos, metáforas y adjetivos. Podría describir la cicatriz de tu cara exactamente de tu barbilla, decirte que me pierdo en ella cada vez que la recorro con mis dedos, y me lleno de alegría cada vez que veo esa boquita, confesarte que fue en lo primero que me fijé cuando te tuve enfrente,y tú lo sabes, sabes que soy una apasionada de las sonrisas, y la tuya es la mejor que conozco, pero entonces, tus ojos, que viven un poco más arriba, me pedirían explicaciones del por qué no les nombro a ellos.
-No creo que exista nada capaz de hacerle justicia a tus ojos, y ese es el único motivo por el que no soy capaz de describir el océano que escondes en ellos-
Tus manos. Tus manos guardan el mapa, pero qué coño, también el tesoro, la isla, la bandera y el barco. Tus formas me arrebatan la razón cuando creo tenerla, me hacen perder la cabeza, la orientación y los modales -cómo no voy a perderme por el metro de Madrid cuando sé que estoy yendo en dirección tu cuerpo- A veces imagino cómo sería ser cualquier otra persona y poder hablar contigo sin pensar en besarte a cada segundo,-es una putada, créeme, sobre todo cuando me niegas tus labios solo para hacerme rabiar-
Por robar me has robado hasta la última palabra que no hablaba de ti y ahora todo gira alrededor de tu ombligo, como un planeta enamorado buscando el Sol, arriba el cielo, abajo el paraíso.
Ojalá fuera capaz de transmitir el tacto de tu pelo cuando me dejas enredarlo entre mis dedos y de repente han pasado dos horas y de repente llevo dos horas a ras de sueño. Si pudiese tan siquiera describir la sensación de acariciarte -lento, con cuidado y sin parar de erizarme- eso sí que fue andar y volar al mismo tiempo.
Si tuviese valor para hablar de tus dudas, te diría que me encantan porque siempre acaban ganando tus ganas, te diría, que cuando me miras con tono serio yo te miro con tono yo, que viene a ser jodidamente enamorada de todos tus tonos. No voy a hablar de tu nuca, de tu toma de tierra, de mi camino hacia las nubes, de cómo te muerdes los labios en los momentos más bonitos, de cuánto me gusta que muerdas los míos, me hagas daño, y me pidas perdón, de las veces que te has callado y he escuchado a tu silencio, de la envidia que me dan tus uñas cuando te las muerdes o del verso más bonito que jamás me había dedicado nadie hasta que llegaste tú, te armaste en forma de poca luz y besos, y me dijiste las dos palabras que no han dejado de sonar en mis latidos. ¡TE QUIERO!
Yo también te quiero, mi amor, pero jamás seré capaz de escribirte cuánto, de qué modo ni hasta qué punto, porque para eso necesito tenerte enfrente, dejar la poesía a un lado y decirte con todo, menos con palabras, que desde que estás en mi vida, la vida envidia mi suerte y la suerte se ha instalado por completo en mi vida.

Queridos Reyes Magos

« Queridos Reyes Magos:

Os escribo esta carta para informaros de que este año no hace falta que paséis por mi casa: renuncio parcialmente a mi derecho de la Navidad. Yo.. ya he besado sus labios, ya he probado la magia, sería egoísta pedir siquiera unos gramos más; dársela a alguien que aún no la conozca. 

Si os escribo esto no es sino para deciros, que vosotros, que no conocéis su piel, no tenéis ni idea del producto que vendéis. Ilusión no es esperar a que amanezca para abrir unos cuantos regalos; ilusión es despertar a media noche y ver cómo tu sueño se ha quedado dormido y se desvela, y se acuna de nuevo en tu cuerpo para volver a dormir. 

Qué sabréis vosotros de dar la vuelta al mundo en tan solo unas horas si no habéis dado una vuelta por su espalda, para descubrir que es ahí donde nacen las constelaciones de donde decís venir. Yo.. ya he cogido sus manos, ya he pedido mi deseo, uno, por cada lunar que habita su cuerpo. Yo.. ya me he perdido en sus ojos y he navegado por cada una de sus pestañas, y aunque a veces parezca que eche de menos volver a ahogarme, en todos aquellos momentos a su lado, no me hagáis mucho caso...

Pero... si a pesar de todo os hace mucha ilusión pasar por mi casa, pues no estaría mal que trajeseis de nuevo el corazón que tenía antes, ya sé que fui yo quien quiso dentro de un cuerpo que no era el mío, y que las promesas son promesas y que no hay que romperlas, o mejor traerme aquel chico del que me enamoré.

Creo.. que solo es eso. Bueno, y un par de tiritas, por si la herida y el bisturí vuelven a hacer el amor y saltan versos por todas partes. Aunque eso sólo si os sobra tiempo, no os preocupéis, que ya he aprendido a curarme yo solita: es algo que te enseñan en la primera lección de olvido, y de supervivencia, creo, no estuve muy atenta en esa clase.

Lo que sí deberíais traerle al mundo es algo de esperanza, que esta fatal últimamente. La gente ya no sonríe como antes y parece que la felicidad se presta con demasiados intereses. Y es un precio que no todo el mundo puede pagar, y los que mandan deberían hacer un esfuerzo por entender eso. A lo mejor vosotros se lo podéis explicar, quién sabe.

Bueno, ahora sí que sí, creo que eso es todo. Espero que no me haya alargado mucho, ya sé que tenéis que leer un montón de cartas y seguro que ya vais con el tiempo justo. »

1 dic. 2014

No quiero pasar nunca la página en la que te encuentras

Te escribo de nuevo porque soy incapaz de dejar de echarte de menos, oye... ¿no crees que debo de sentir mucho para seguir teniendo miles de palabras que decirte? palabras que al fin y al cabo, describen como me siento. Destrozada, rota, sola, perdida o sin ti, que en ocasiones viene siendo lo mismo. Fría.. y es que ya no son solo mis manos las que pasan frío, sino también mi corazón, chico.

Y sigo sintiendo lo que no debería porque esa historia significó mucho para mi , y a día de hoy significa tanto... Me gustaría que fueses tú el que me buscase por todas partes, el que me echara de menos, aquel que tuviese ganas de llamarme a cada hora, minuto y segundo de toda su vida. Pero ésta vez me ha tocado ese papel; el papel de levantarme cada mañana con ganas cuando en realidad no las tengo, solo las tenía contigo, ¿como no iba a tenerlas? me levantaba contigo al lado y los buenos días los tenía porque me los dabas tú. Me ha tocado salir a la calle sin ganas y aun así seguir viviendo porque es lo que toca. ¿sabes lo cansada que estoy que me digan que tengo que dejar de depender de ti? Lo sé, joder, pero decirlo es una cosa y hacerlo es otra más complicada. Que daría mi vida por tenerte al otro lado de la cama, por notar tu piel en mi piel, tus caricias, tus besos, tus te quiero- aunque fuesen mentiras- tus ganas de ti y de mi, tus rabietas de niño, tus abrazos, tus besos en mis párpados cuando lloraba, tus manos en mis caderas y las mías en tu espalda, perdiéndonos juntos, no yo sola joder, estoy tan perdida que ni con un puto mapa salgo de este caos. 

Quizá la gente se preguntará que cómo fue nuestra historia, y no hay nada de diferente en ella que la típica historia de amor basada en; conocerte, gustarme, ilusionarme, arriesgarme, quererte, tenerte, perderte, perderme, llorarte, buscarte y no tenerte...y después de eso simplemente dejé de creer en la típica historia de amor con final feliz.
No existen.
Como tampoco existe la posibilidad de que vuelvas..

Bueno quizás lo único distinto en nuestra historia ¿sabes qué fue?, que cuando empecé a quererte, lo hice sabiendo que era para siempre, y eso a la larga pasa factura. ¿Cómo? te preguntarás; pues que no quiero a otro que no seas tú... y eso a corto o largo plazo te destroza la vida. 
Y tú, aquel, el chico de mis sueños tenías el poder de destrozarla, pero supongo que siempre pueden hacerlo cuando te enamoras, pero..¿tanto? ¿tanto como para no querer a otro? ¿tanto como para buscarte en todas partes? ¿tanto como para compararlos contigo?

Has dejado marca sin ser tatuaje, te has metido debajo de mi piel y eso no lo borra otro ni tampoco el tiempo. Olvidarte es cosa mía, pero no sé si es lo que quiero. La parte racional de mi dice que pase página a nuestra historia, pero mi parte irracional me dice que no, porque no es solo una página que pasar, sería tener que dejar de leer todo un libro entero del que no estoy preparada para deshacerme y el que quiero leer todos los días de mi vida..

..y por eso te sigo escribiendo, porque no puedo dejarte ir, ahora no (y quizás nunca).

No recuerdo mi vida antes de enamorarme de ti

« No era consciente de que ahí fuera había millones de chicas que me daban mil vueltas, ¿cómo no ibas a irte? pero aun así seguí esperando porque no sabía qué hacer después de ti, nunca se me había pasado por la cabeza esto de que una persona podría cambiarlo todo en mi vida, incluso a mi. No estaba preparada para dejarte ir y por eso no lo hice y mira que todas aquellas cosas que han formado parte de mi vida y me han dolido, las he ido olvidando por mi bien..menos tú, que por mucho que duelas no te olvido y cómo me jode no poder hacerlo.   Intenté seguir con mi vida, si lees esto quiero que sepas que te juro que he intentado seguir pero..¿sabes qué? que no recuerdo como era mi vida antes de enamorarme de ti.. solo sé que esto que tengo ahora no se le puede llamar vida y que no aguantaré mucho así, que a veces noto como se me viene el mundo encima y que ya no te tengo aquí para que lo impidas y si te digo la verdad a mi ya no me quedan fuerzas.  »

Si los amigos son la familia que uno escoge estoy orgullosa de mi elección


No os podéis ni imaginar lo que es tener a dos personas así de increíbles en tu vida y no poder abrazarlas o verlas cuando quisieras. La distancia sin duda es un obstáculo enorme que se interpone en nuestro camino pero ¿sabéis que?, si de verdad te importa alguien por muy duro que sea, siempre se encontrará la manera de seguir adelante y esto es precisamente lo que me pasa con mis hermanas, que no lo son de sangre pero yo las siento así. A pesar de no tenerlas en mi día a día físicamente, me ayudan y me demuestran muchísimo más que otra gente que tengo alrededor como quién tiene un florero. Saben cuando estoy mal, cuando las necesito, serían capaces de hacer cualquier cosa por verme feliz y están conmigo en las buenas y en las malas. ¿Cómo no voy a quererlas? Son dos personas a las que puedo llamar amigas y quedarme corta, para mí como ya dije son dos hermanas a las que no pienso dejar ir nunca. Por ellas y su felicidad haría cualquier cosa porque creerme, se lo merecen más que nadie. Por ellas dejaría mi orgullo de lado mil veces porque son personas que se ha ganado mi respeto, mi amistad y mi confianza para siempre.

con todo esto solo quiero deciros que os quiero muchísimo, que sabéis y ha quedado suficientemente claro lo esencial que llegais a ser en mi vida y que cada vez que estéis tristes leáis esta entrada y sonriáis para mí, porque no debéis derrochar vuestras lágrimas por personas que no se las merecen. Gracias por todo lo que hacéis por mí diariamente, solo os pido que sigáis siendo como sois y no cambiéis nunca, porque sois unas de las mejores personas que conozco y tengo claro que si los amigos son la familia que uno escoge, estoy orgullosa de haberos escogido a vosotras. No os cambio ni por nada ni por nadie.