10 ene. 2015

Las cosas más bonitas de esta vida son las que se acaban.

Hoy escuché una canción más afondo de lo que suelo escuchar la música, una canción que te ayuda ha ponerte las pilas en los momentos que te ves más floja y me pareció tan bonita que quise dedicarle una entrada, y aquí está. 


«Aprendí que la vida son buenas, y malas rachas que conoces a mil personas pero una te marca, que mil aciertos se borran y un fallo deja mancha, que lo que mas daño te hace es lo que mas te engancha. Que el rencor y la envidia solo es un veneno que nunca estarás bien si te lo guardas todo a dentro, que hasta de lo malo puede sacarse algo bueno, que hay personas que se odian porque un día se quisieron. Que el mas listo se come al fuerte lo aprendí en la calle que o me lo hacia yo solito o no lo iba hacer nadie que si me pasa algo jodido sufro y me lo callo que basta que confíe en alguien para que me falle que intento perdonar, no sabes pero no me sale, que prometer no vale, que todavía duele que me sigo rayando cuando estoy solo, que engañarse no sirve de nada, nunca se olvida de todo. Aprendí a tirar pa' lante cuando las cosas se tuercen a no rendirme, ser consecuente, a chaparle la boca a todo el que no cree, y darle con un canto en los dientes a confiar en mi mismo y a quererme a que si algo no sale quizás sea por el destino a no dejar que nadie joda nunca con lo mio, a perder, pero no a darme por vencido, a que hasta el mas fuerte llora cuando esta jodido. El ya quería billetes y respeto siendo un niñato, vender para cumplir lo 18 y PUM pillarme un carro, robar para tener la ropa mas guapa en mi armario, pintar pa ver mi nombre en la pared de cada barrio con el tiempo aprendí que mi edad no se refleja en mis años, que estos ojos han visto demasiado.. demasiada rabia y odio acumulada, te dejan tocado, no he nacido fuerte me ha echo fuerte lo que me ha pasado .Nos hicieron fuerte circunstancias si he tenido problemas aprendes cuando palmas lo que apuestas, esposao en una patrulla y yo pensando en ella, PEQUEÑA, te juro que me alejo de esta mierda! Ocer, tu y yo aprendimos a robar para vender niña, to felices aunque les faltaban ''cheles'' inseparables haciendo el chito en la calle de ti aprendí que juntos no nos para nadie. Yo, mi hermano, tu me has enseñado a no pisar los frenos, que si parece una locura nosotros lo hacemos, recuerdos a tu y yo y el agua al cuello, diciendo de aquí no nos vamos, sino es con los bolsillos llenos . Rulando to rayaos por Torrete, relájate disimula y si te pillan corre conviene saber quien te quiere y quien te jode alguien que te acerque un clinex, que te acaricie cuando llores. Aprendí que no existe nadie capaz de rellenar este vacío, que lo siento todo mas bajo la lluvia, con el frío que mi corazón es mio, que los que callamos el dolor somos los únicos que lo vivimos. Arrasando con todo lo que se ponga en medio, cuando has vivido tanto se te olvida el miedo, eso del respeto se aprendió rápido en el barrio Ocer y Rade hermano, mis hermanitos puro nervio. Aprendimos que todo se va pero antes se te clava a valorar las cosas cuando ya no estaban nuestros familiares, el amor, las ganas, LAS COSAS MAS BONITAS DE ESTA VIDA SON LAS QUE SE ACABAN. 


Aprendimos que todo se va pero antes se te clava a valorar las cosas cuando ya no estaban nuestros familiares, el amor, las ganas, LAS COSAS MAS BONITAS DE ESTA VIDA SON LAS QUE SE ACABAN.»

[Ocer y Rade- Aprendí]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.