27 ene. 2012

Yo te elegí entre millones de personas .

Yo elegí quererte y todas las consecuencias que eso conllevaba.
Elegí que fueses la persona que llenase mis días de sonrisas, que tu olor era el que mejor le venía a mi almohada, mi ropa, mis manos.. Elegí que me comieras a besos. Elegí también tu voz al otro lado del teléfono, creerme tus verdades, y a medias tus mentiras. Elegí que no quería otros abrazos, que no quería otras manos agarradas a las mías, que no quería ver por la mañana otra cara que no fuese la tuya. Elegí nuestro mes del año, y nuestro día del mes. Elegí las idas y las venidas, las despedidas, la impotencia, la incertidumbre y tu impredecibilidad. Elegí el miedo a fallar, los impulsos, las miradas. Elegí hacerme adicta a tus palabras, no callarme nada, darte todo. Elegí hablar de nosotros cuando hablaba de ti, darte todas mis oportunidades y quedarte con tus manías y defectos. Elegí no ponernos límite. Elegí creer en algo que había olvidado, al igual que llorar por ti de vez en cuando. Elegí el echarte de menos, no dejar de pensarte nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.