11 abr. 2014

Os quejáis por gusto.

La vida, cuanta gente se queja de su vida, cuanta gente siente asco de ella solo por tener días malos, no ser correspondido o que te la hayan jugado, nos solemos quejar por cosas que tienen remedio, y no nos paramos a mirar a nuestro alrededor. Niños muriendo de hambre, niños que luchan cada día por sobrevivir en un mar de pobreza, madres que ven con desespero como sus hijos mueren, niños que son robados y vendidos, niñas obligadas a prostituirse. Niños que se tapan los oídos asustados ante el sonido de las bombas y las armas, gente que se juega su vida en una patera en busca de una vida mejor ya que en su país no hay esperanza ¿y aun te quejas de tu vida? Incluso cerca de ti, puede que haya un niño asustado viendo como su padre maltrata a su madre, una madre desesperada porque su hijo está gravemente enfermo en el hospital, aquellos padres que hacen lo imposible por mantener a sus hijos y ven con desesperación que todos los esfuerzos son vanos. Personas que sufren rechazo social por tener Sida. Niños que son acosados en el colegio. El sentimiento de algunos niños con discapacidad al ver que no son como los demás…cuando tengáis un problema insignificante, pensad en estas personas, vuestro problema puede que se soluciones, pero ¿y el de ellos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.