21 feb. 2014

Anoche soñé contigo yayo.

Anoche soñé contigo como hago la mayor parte de mis noches desde hace 13 años, fue el verte de nuevo en mi sueño lo que invadió a mi cuerpo de tristeza; ahora las lágrimas no dejan de caer pero a pesar del llanto sé que te fuiste y ya no podré hacer nada, que nos diste todo lo bueno de ti, fuiste la raíz de lo que somos ahora. Te extraño mucho y lo único que desearía es volver a verte mientras observas todo y sonríes como siempre has echo. Hay veces en las que me invade el llanto y el odio porque sé que pude hacer tantas cosas y a la vez no las hice. Te amo tanto, de ese amor que sólo una nieta puede tenerle a su abuelo. Quisiera un minuto más para sonreír y jugar, quisiera un minuto más para poder abrazarte y decir “no te vayas nunca de aquí por favor”. Por siempre recordaré al hombre que me enseñó a ser humilde y no dejar de soñar. Te amo y como cada noche te observo en las estrellas. Solo que está noche le canté el cumpleaños a la estrella que más brillaba, seguro que era la tuya. Eras y aunque no estés eres y serás lo más increíble que he tenido en mi vida. Espero que estés donde estés, estés orgulloso de lo que soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.